¿Por qué tengo que elegir beneficiarios para mis cuentas?

La importancia de elegir beneficiarios radica en muchos aspectos; proporciona una forma relativamente fácil de transferir una cuenta o póliza de seguro después de algún suceso. Esto puede ser el fallecimiento o heredar en vida. Sin embargo, si no tienes cuidado, las designaciones de beneficiarios faltantes o desactualizadas pueden hacer que tu plan de patrimonio falle.

A menudo completamos estas designaciones sin pensarlo mucho, pero en realidad son importantes y merecen una atención cuidadosa. La razón es que las designaciones de beneficiarios tienen prioridad sobre lo que hay en otros documentos de planificación patrimonial, como un testamento o fideicomiso.

Por ejemplo, puedes indicar en tu testamento que deseas que todo será de tu cónyuge después de tu muerte. Sin embargo, si la designación de beneficiario en su póliza de seguro de vida todavía nombra a tu excónyuge, este puede terminar recibiendo los ingresos.

Al completar tu documentación financiera, los beneficiarios pueden estar al final de tu lista de prioridades. Es fácil quedar atrapado en qué inversiones elegir o cuánto riesgo estás dispuesto a tomar. Elegir a tus beneficiarios es una de las decisiones más importantes que debes tomar.

la importancia de elegir beneficiario
Nombrar tus beneficiarios es clave para proteger tu patrimonio

¿Qué es un beneficiario?

Algunos tipos de activos permiten al propietario del activo nombrar a un beneficiario. Si el propietario original muere más tarde, la propiedad del activo pasa automáticamente al beneficiario designado. Esto, comúnmente, es fácil de hacer y puede ser una herramienta clave en tu planificación financiera.

Sin embargo, también pueden surgir problemas fiscales, financieros e incluso personales negativos significativos. Es decir, si la persona o entidad equivocada es nombrada como beneficiaria. La importancia de elegir beneficiarios debe ser algo que se haga con cuidado.

¿Por qué debería nombrar a un beneficiario?

Nombrar a un beneficiario elimina cualquier confusión que pueda surgir cuando fallezcas o heredes en vida. No debes dejar lugar a especulaciones sobre dónde se destinarán tus activos. Además, esto acelera el proceso de llevar tus activos a tus seres queridos.

Piensa en la importancia de elegir beneficiarios

Por ejemplo, establece tres cuentas de igual valor y nombras a un niño diferente como beneficiario de cada una. Con los años, las cuentas pueden crecer de manera desigual, por lo que los niños terminan recibiendo cantidades diferentes. Esto no es lo que originalmente pretendías. La importancia de elegir beneficiarios va de la mano con prevenir el futuro de tus activos y cómo se preservarán y crecerán.

Al crear, actualizar o simplemente revisar tus activos para nombrar beneficiarios, presta mucha atención. Recuerda, las designaciones de beneficiarios tienen prioridad sobre lo que hayas especificado en un testamento o fideicomiso. Pon un recordatorio en tu calendario para verificar tus designaciones de beneficiarios anualmente para que puedas mantenerlas actualizadas.

Con información de JMB Financial Managers y InsuranceNewsNet