Educación Financiera para niños

Los padres y los maestros pasan mucho tiempo enseñando a los niños sobre los diferentes aspectos del dinero y las finanzas personales. Desafortunadamente, esta información no siempre se queda con los niños y puesto que no comprenden el concepto de finanzas personales. Además, pueden encontrar problemas relacionados con el dinero más adelante en la vida. Cuando se trata de enseñar educación financiera para niños de una manera que entiendan, es importante que las matemáticas incluyan regularmente las lecciones. Conocer las habilidades matemáticas básicas ayudará mucho a los niños a administrar el dinero y al enfocarse un poco más en las matemáticas en lugar de en los hechos financieros, puede enseñar a los niños la educación financiera desde el principio.

¿Dónde empezar?

Antes de tocar temas relacionados con las finanzas, los niños deben tener una sólida comprensión de las habilidades matemáticas básicas. Sumado a esto, deben sentirse cómodos con los números. Los padres y maestros hablan con los niños sobre gastar y ganar dinero, ahorrar y otros temas generales. Generalmente no se da suficiente enfoque en temas más difíciles como la deuda y el ingreso familiar. Investigaciones ha demostrado que se deben usar temas delicados como los ingresos y las deudas. Esto no precisamente para preocupar o angustiar a los niños, sino para enseñarles sobre el manejo del dinero, la deuda, la contabilidad y el crédito.

Introducir gradualmente nuevos temas de educación financiera

Un error común es tratar de enseñar a los niños todo sobre finanzas a la vez. La educación financiera  para niños cubre muchos temas diferentes. Por lo tanto, es importante presentar estos temas lentamente para que entiendan completamente cada uno antes de continuar. Agrupar toda la información financiera que necesitarán en una lección los abrumará y muchas veces no recordarán lo que se discutió.

Si no se le enseña a cómo administrar el dinero, alguien más lo hará. Y eso no es un riesgo que un padre o profesor quiera correr. Aquí te mostraremos cómo darles a los niños la ventaja que desearía tener y configurarlos para ganar con dinero a cualquier edad.

Educación financiera para niños en preescolar y kinder

1. Usa un frasco transparente para guardar

Una alcancía es una gran idea, pero no les da a los niños una imagen visual. Al usar un frasco transparente, ven que el dinero crece. Ayer tenían un billete y cinco monedas, hoy tienen un billete, cinco monedas y tres monedas de mayor valor. Habla sobre esto es una gran paso para llevar una correcta educación financiera para niños.

2. Da el ejemplo

Un estudio de la Universidad de Cambridge descubrió que los hábitos de dinero en los niños se forman cuando tienen 7 años. Hay pequeños ojos que te están mirando. Si estás pegándole a la tarjeta cada vez que salen a cenar o al supermercado, eventualmente lo notarán. O hay discusiones sobre el dinero, también lo notarán. Da un ejemplo saludable para ellos y será mucho más probable que la educación financiera para niños funcione.

3. Muéstrales que las cosas cuestan dinero

Tienes que hacer algo más que decir: “ese paquete de carritos cuesta $50”. Ayúdalos a sacar unas monedas de su frasco, llévalos a la tienda y entrega físicamente el dinero al cajero. Esta simple acción tendrá más impacto que una conferencia de cinco minutos sobre educación financiera. Facilita las cosas.

Educación financiera para niños de primaria y secundaria

4. Mostrar el costo de oportunidad

Esa es solo otra forma de decir: “si compras este videojuego, entonces no tendrás el dinero para comprar ese par de zapatos”. A esta edad, deberían poder sopesar las decisiones y comprender los posibles resultados. Es clave fundamental en la educación financiera para niños.

5. Dar comisiones, no asignaciones

No solo les des dinero por lo que sea. Pagarles comisiones en función de las tareas que hacen en la casa, como sacar la basura, limpiar su habitación o cortar el césped. Dave Ramsey y su hija Rachel Cruze hablan mucho sobre este sistema en su libro, Smart Money Smart Kids. Este concepto ayuda a sus hijos a comprender que el dinero se gana, no solo se les da.

6. Evita las compras por impulso

“Mamá, acabo de encontrar este lindo vestido. ¡Es perfecto y me encanta! ¿Podemos comprarlo por favor?” ¿Te suena familiar? Este grupo de edad realmente sabe cómo capitalizar la compra impulsiva, especialmente cuando usa el dinero de otra persona.

En lugar de ceder, hazle saber que puede usar la comisión que tanto le costó ganar para pagarla. Pero también aliéntalo a que espere al menos un día antes de que compre. Es probable que todavía esté allí mañana, y podrán tomar esa decisión con un nivel superior al día siguiente. La educación financiera para niños les enseña a gastar.

7. Destacar la importancia de dar

Una vez que comiencen a ganar un poco de dinero, asegúrate de enseñarles a dar. Ya sea una organización benéfica o incluso alguien que conocen que necesita un poco de ayuda. Eventualmente, verán cómo la donación no solo beneficia a las personas a las que dan, sino también a la persona que le darán.

Con información de Ignite Spot y Dave Ramsey Blog.