Blockchain, eso que escuchas y puedes no saber qué es

Si eres de aquellos apasionados por los temas de la banca, inversión o criptomonedas, el término Blockchain debe ser familiar. Pero ¿Qué es blockchain? de entre tantas cosas,se le conoce como la tecnología de mantenimiento de registros detrás de la red Bitcoin. Al tratar de aprender más sobre blockchain, probablemente haya encontrado una definición como esta: “blockchain es un libro contable público distribuido, descentralizado”.

La buena noticia es que blockchain es realmente más fácil de entender que esa definición.

¿Qué es blockchain?

En su nivel más básico, blockchain es literalmente solo una cadena de bloques, pero no en el sentido literal. Cuando decimos las palabras “bloque” y “cadena” en este contexto, hablamos de información digital (el “bloque”) almacenada en una base de datos pública (la “cadena”).

Fernando R. Vera – CINCEL en Smart Talks 2019

Los “bloques” están formados por datos digitales. Específicamente, tienen tres partes:

  1. Los bloques almacenan información sobre transacciones (fecha, hora y monto de tu compra más reciente en Amazon. (IMPORTANTE: el ejemplo de Amazon es para compras ilustrativas; el comercio minorista de Amazon no funciona según un principio de blockchain a partir de este escrito)
  2. Los bloques almacenan información sobre quién participa en las transacciones. Un bloque para tu compra de Amazon registraría tu nombre junto con Amazon.com, Inc. (AMZN). En lugar de utilizar tu nombre real, la compra se registra sin ninguna información de identificación utilizando una “firma digital” única, como un nombre de usuario.
  3. Los bloques almacenan información que los distingue de otros bloques. Al igual que tú y yo tenemos nombres para distinguirnos unos de otros, cada bloque almacena un código único llamado “hash”. Este nos permite distinguirlo de cualquier otro bloque. Los hashes son códigos criptográficos creados por algoritmos especiales. Supongamos que compras en Amazon, pero mientras estás en el proceso, decides comprar una otra cosa. Aunque los detalles de la nueva transacción se verían casi idénticos a la compra anterior, se distinguen los bloques debido a sus códigos únicos.

El bloque en el ejemplo anterior se está utilizando para almacenar una sola compra en Amazon, pero la realidad es un poco diferente. Un solo bloque en la blockchain de Bitcoin puede almacenar hasta 1 MB de datos. Dependiendo del tamaño de las transacciones, eso significa que un solo bloque puede albergar unos pocos miles de transacciones bajo un mismo techo.

Cómo funciona Blockchain

Cuando un bloque almacena datos nuevos, se agrega a la cadena de bloques. Blockchain, como su nombre lo indica, consiste en múltiples bloques unidos entre sí. Sin embargo, para que se pueda agregar un bloque a la cadena de bloques, deben suceder cuatro cosas.

Una transacción debe ocurrir

Continuemos con el ejemplo de la compra impulsiva de Amazon. Después de hacer clic apresuradamente en la solicitud de pago múltiple, vas en contra de tu mejor criterio y realizas una compra. Como discutimos anteriormente, en muchos casos un bloque agrupará potencialmente miles de transacciones, por lo que la compra de Amazon se empaquetará en el bloque junto con la información de transacción de otros usuarios también. Así se forma un Blockchain.

Qué es blockchain

Esa transacción debe ser verificada

Después de comprar, la transacción debe ser verificada. Con otros registros públicos de información, como la Comisión de Bolsa de Valores, Wikipedia o su biblioteca local, hay alguien a cargo de examinar las nuevas entradas de datos. Con blockchain, sin embargo, ese trabajo se deja en manos de una red de computadoras. Cuando realizas la compra en Amazon, esa red de computadoras se apresura a verificar que la transacción se realizó de la manera que tú quisiste. Es decir, confirman los detalles de la compra, incluido el tiempo de la transacción, el monto en dólares y los participantes. 

Esa transacción debe almacenarse en un bloque

Después de que la transacción ha sido verificada como precisa, obtiene luz verde. El monto en dólares de la transacción, tu firma digital y la firma digital de Amazon se almacenan en un bloque. Allí, la transacción probablemente se unirá a cientos o miles de otros similares.

Ese bloque debe tener un hash

No muy diferente de un ángel que gana sus alas, una vez que se han verificado todas las transacciones de un bloque, se te da un código de identificación único llamado hash. El bloque también recibe el hash del bloque más reciente agregado a la blockchain. Una vez hash, el bloque se puede agregar a la cadena de bloques.

Cuando ese nuevo bloque se agrega a la blockchain, está disponible públicamente para que cualquiera lo vea, incluso tú. Si echas un vistazo a la cadena de bloques de Bitcoin, verás que tienes acceso a los datos de la transacción, junto con información sobre cuándo (“time”), dónde (“height”) y quién (“Relayed by”) fue el bloque agregado a la cadena de bloques.

¿Blockchain es privado?

Cualquiera puede ver el contenido de blockchain, pero los usuarios también pueden optar por conectar sus computadoras a la red blockchain como nodos. Al hacerlo, su computadora recibe una copia de la cadena de bloques que se actualiza automáticamente cada vez que se agrega un nuevo bloque. Algo así como el News Feed de Facebook que ofrece una actualización en vivo cada vez que se publica un nuevo estado.

Cada computadora en la red blockchain tiene su propia copia de la cadena de bloques, lo que significa que hay miles. En el caso de Bitcoin, hay millones de copias de la misma cadena de bloques. Aunque cada copia de la cadena de bloques es idéntica, difundir esa información en una red de computadoras hace que la información sea más difícil de manipular. Con blockchain, no hay una sola cuenta definitiva de eventos que puedan ser manipulados. En cambio, un pirata informático necesitaría manipular cada copia de la cadena de bloques en la red. Esto es lo que se entiende por blockchain como un libro mayor “distribuido”.

Sin embargo, al observar la cadena de bloques de Bitcoin, notarás que no tienes acceso a la información de identificación sobre los usuarios que realizan transacciones. Aunque las transacciones en blockchain no son completamente anónimas, la información personal sobre los usuarios se limita a su firma digital o nombre de usuario.

Esto plantea una pregunta importante: si no puedes saber quién agrega bloques a blockchain, ¿cómo puedes confiar en blockchain o en la red de computadoras que lo mantiene?

Qué es blockchain

¿Es seguro?

La tecnología Blockchain explica los problemas de seguridad y confianza de varias maneras. Primero, los nuevos bloques siempre se almacenan de forma lineal y cronológica. Es decir, siempre se agregan al “final” de la cadena de bloques. Si echas un vistazo a la cadena de bloques de Bitcoin, verás que cada bloque tiene una posición en la cadena, llamada “height”. A partir de enero de 2020,el height del bloque había superado los 615,400.

Después de agregar un bloque al final de la cadena de bloques, es muy difícil regresar y alterar el contenido del bloque. Esto se debe a que cada bloque contiene su propio hash, junto con el hash del bloque anterior. Los códigos hash se crean mediante una función matemática que convierte la información digital en una cadena de números y letras. Si esa información se edita de alguna manera, el código hash también cambia.

He aquí por qué eso es importante para la seguridad. Supongamos que un hacker intenta editar su transacción desde Amazon para que realmente tengas que pagar compra dos veces. Tan pronto como editen el monto en dólares de tu transacción, el hash del bloque cambiará. El siguiente bloque de la cadena seguirá conteniendo el hash anterior, y el pirata informático necesitaría actualizar ese bloque para cubrir sus pistas. Sin embargo, hacerlo cambiaría el hash de ese bloque. Y el siguiente, y así sucesivamente.

Para cambiar un solo bloque, entonces, un pirata informático necesitaría cambiar cada bloque en la cadena de bloques. Volver a calcular todos esos hashes requeriría una enorme e improbable cantidad de potencia informática. En otras palabras, una vez que se agrega un bloque a la cadena de bloques, se vuelve muy difícil de editar e imposible de eliminar.

¿Cómo confiar en blockchain?

Para abordar el problema de la confianza, las redes blockchain han implementado pruebas para computadoras que desean unirse y agregar bloques a la cadena. Las pruebas, llamadas “modelos de consenso”, requieren que los usuarios se “prueben” a sí mismos antes de poder participar en una red blockchain. Uno de los ejemplos más comunes empleados por Bitcoin se llama “prueba de trabajo”.

En la prueba del sistema de trabajo, las computadoras deben “probar” que han hecho “trabajo” resolviendo un problema matemático computacional complejo. Si una computadora resuelve uno de estos problemas, se vuelve elegible para agregar un bloque a la blockchain. Pero el proceso de agregar bloques a la cadena de bloques, lo que el mundo de las criptomonedas llama “minería”, no es fácil. De hecho, las probabilidades de resolver uno de estos problemas en la red de Bitcoin eran de aproximadamente uno en 15.5 billones en enero de 2020.1 Para resolver problemas matemáticos complejos con esas probabilidades, las computadoras deben ejecutar programas que les cuestan cantidades significativas de energía y dinero.

La prueba de trabajo no hace que los ataques de piratas informáticos sean imposibles, pero los hace algo inútiles. Si un pirata informático quisiera coordinar un ataque en la cadena de bloques, necesitaría controlar más del 50% de toda la potencia informática en la cadena de bloques para poder abrumar a todos los demás participantes en la red. Dado el enorme tamaño de la blockchain de Bitcoin, un llamado ataque del 51% casi no vale la pena el esfuerzo y es muy probable que sea imposible.

Tendremos más temas importantes acerca de la blockchain para ti en breve. Mientras, checa este video:

Blockchain, digitalizando la industria – Smart Talks Day 2019

Fuente: Investopedia

Alejandro Arellano

Comunicólogo, escritor, creativo, redactor, fotógrafo y periodista con buen sentido del humor.