Errores al invertir

Cometer errores al invertir es parte del proceso de aprendizaje. Los inversores suelen participar en inversiones a largo plazo y negocian acciones, fondos negociados en bolsa y otros valores. Si bien los inversores utilizan transacciones comerciales, a menudo son culpables de cometer errores. Aquí te dejamos consejos de expertos financieros sobre cómo los inversores novatos pueden hacer movimientos inteligentes con su dinero.

Dejar la inversión “para después”

Por qué es un error: las personas que comienzan a invertir pronto, no solo están dando pasos proactivos hacia un futuro estable, sino que también están cobrando a tiempo. Esto se traduce como el mejor amigo de la inversión. Cuanto más joven empieces a invertir, cosecharás los beneficios de la capitalización y las ganancias a largo plazo.

Qué hacer en su lugar: si no has invertido aún, no te preocupes. En cambio, comienza pagando las deudas. Después, calcula cuánto puedes invertir. Esto diferirá dependiendo de tu edad y salario, pero lo importante es que entres en el juego. Recorta la grasa de tu presupuesto siempre que sea posible. Decide lo que puede ahorrar, luego configura el depósito automático para comenzar a construir tu cartera. No debes dejar que pase más tiempo. Los errores al invertir pueden no tener marcha atrás.

Asumir que requieres mucho dinero para invertir

Si no sientes que estás lo suficientemente nervioso como para invertir tu dinero, en última instancia estás perdiendo a largo plazo. En realidad, ¿con qué frecuencia recibimos grandes sumas de dinero a la vez? Confiar en una declaración de impuestos anual, un bono de vacaciones o un regalo de cumpleaños para alcanzar las metas financieras retrasará el objetivo.

Ahorra en cantidades más pequeñas y consistentes. No dejes que los errores al invertir te alcancen. Ahorrar es más exitoso y mucho más predecible. Recuerda: muchas empresas te permitirán comenzar con cantidades mínimas.

Apostar todo a solo una inversión

Cuando tu cartera carece de diversificación, aumenta la posibilidad de caer en uno de los errores al invertir. Además de la exposición a un riesgo específico y la volatilidad que conlleva los inevitables altibajos del mercado.

Diversifica tu cartera con una combinación de acciones y bonos. Incluye acciones internacionales para beneficiarse del crecimiento en el extranjero. También puedes inscribirte en una plataforma de inversión en línea. Esto diversificará automáticamente el riesgo en tus carteras en varios niveles. Incluyen divisas, tasas de interés, riesgo de crédito, política monetaria y crecimiento económico.

Observar las inversiones tan cercanamente

Si bien deseas estar al tanto de cómo van las cosas, no revises tu cuenta diariamente.

Haz que tu dinero trabaje para ti con el tiempo. Apostar por el crecimiento a largo plazo con carteras de inversión más volátiles puede ayudarte a recaudar más dinero. El tiempo es tu amigo. Deja que funcione para ti.

No buscar un planificador financiero

Elegir un planificador financiero sin hacer su debida diligencia puede conducir a cometer errores al invertir. Esto porque es posible que no conozca el conjunto de habilidades de esta persona. Además, es posible que no esté al tanto de las tarifas que podrían estar involucradas en cada operación.

Busca dos cosas. Uno: ¿es competente? Para estar seguro, busca profesionales certificados en planificación financiera (CFP). Ellos deben aprobar un examen extenso que cubre varios temas financieros, además de cumplir con los requisitos de educación continua. Dos: encuentre un planificador financiero que esté legalmente obligado a trabajar en tu mejor interés. Los asesores que solo pagan honorarios no venden productos financieros. Al no hacerlo, eliminan muchos de los conflictos de intereses que surgen al brindar asesoramiento financiero.

Evadir impuestos y otros errores al invertir

Los novatos pueden hacer compras y ventas a corto plazo de acciones o fondos. Esto con la esperanza de obtener ganancias rápidas en un activo y luego pasar al siguiente. Estas ganancias a corto plazo se gravan como ingresos a su tasa impositiva regular. A diferencia de las inversiones a largo plazo mantenidas durante un año, que se gravan a una tasa de ganancias de capital que es 10 por ciento a 20 por ciento más baja. Tendrías que ser un genio inversor para superar esa diferencia, y los inversores primerizos no lo son.

No intentas cronometrar el mercado para obtener ganancias a corto plazo. Busca acciones, fondos mutuos o ETF que creas que crecerán en valor a largo plazo y manténgalos durante al menos un año. Es probable que sus activos tengan un mejor rendimiento de todos modos, y obtendrá el beneficio fiscal para arrancar

Si tienes el dinero para invertir y puedes evitar estos errores al invertir, puedes hacer que tus inversiones valgan la pena. Así obtener un buen retorno de tus inversiones podría llevarte más cerca de tus objetivos financieros.

Fuentes: Reader’s Digest, Investopedia

Alejandro Arellano

Comunicólogo, escritor, creativo, redactor, fotógrafo y periodista con buen sentido del humor.