Cómo enseñar a los niños a ahorrar

Ahorrar dinero es uno de los aspectos más importantes de la creación de riqueza y tener una base financiera segura. Sin embargo, muchos de nosotros hemos aprendido la importancia de ahorrar dinero. Esto mediante la prueba y el error, y lo que es más importante, la experiencia. Para saber cómo enseñar a los niños a ahorrar, entonces debemos tomar esa experiencia y usarla como herramienta.

En la escuela, no se nos enseña realmente la importancia de ahorrar. Muchos de nosotros encontramos que, como adultos, tenemos que valernos por nosotros mismos.

Pero hay formas de potenciar a la próxima generación, y eso comienza enseñando a los niños la importancia de ahorrar desde una edad temprana. Aquí mencionaremos 6 formas de cómo enseñar a los niños a ahorrar dinero.

Niño con educación financiera

Empezar con un cochinito

Una alcancía puede ser una excelente manera de cómo enseñar a los niños a ahorrar, al tiempo que les brinda una forma fácil de hacerlo. Es importante mencionarle a los niños que el objetivo es llenar la alcancía con dinero hasta que no haya espacio. Se debe ilustrar que la alcancía es para ahorrar dinero para el futuro. Sumado a esto, decirles que cuanto más ahorren, más crecerá su dinero. Aquí es cómo Kevin O’Leary of Shark Tank utilizó una alcancía para explicar el interés compuesto a sus propios hijos.

Abrir una cuenta bancaria

Una vez que la alcancía esté llena, se puede llevar al niño al banco para abrir una cuenta de ahorros. Haz que cuente cuánto dinero va a depositar, para que puedan tener una comprensión física de cuánto dinero tiene. Muéstrale el número final y refuerza la idea de interés.

Puede proporcionar una gran fuente de motivación para los niños si entienden que su dinero crecerá con el tiempo siempre y cuando no lo toquen.

Utilizar frasquitos de ahorro

Cuando los niños realmente quieran el último y mejor juguete o una nueva figura de acción, tienen que saber que tendrán que ahorrar para ello. Dales un frasco para cada una de las compras que deseen. Además, ofrece una pequeña asignación cada semana en una denominación que fomente el ahorro. Esto da una idea de cómo enseñar a los niños a ahorrar.

Ahorrar en alcancía

Crear un calendario

De niño, los conceptos de dinero y tiempo pueden ser difíciles de entender. La investigación ha demostrado que el impacto de una lección financiera de una hora desaparece después de unos cinco meses. Para que el mensaje se mantenga, la educación monetaria debe ser oportuna y continua. Si sabes que un niño recibe dinero por su cumpleaños cada año, el momento de hablar sobre el presupuesto es justo antes de recibir ese dinero.

Una forma de mantener las lecciones de dinero en curso es crear una línea de tiempo. Esto para que el niño pueda visualizar cuándo alcanzará su objetivo. Digamos que recibe $50 a la semana y quieren ahorrar $500. Si ahorraran el 100% de su asignación, alcanzarían su objetivo en diez semanas, o aproximadamente tres meses.

Comienza por conseguir un largo trozo de papel y un marcador. Escribe $0 en un lado y $500 (o el monto de la meta) en el otro lado. Crea puntos de control en el papel para cuando alcancen el 25%, 50% y 75% de su objetivo.

Cada vez que se guarda una cantidad, dibuja una línea que muestre cuánto se guardó. Haz saber a los niños que recibirán pequeñas recompensas en cada punto de control. Las pequeñas recompensas pueden animar a los niños a seguir adelante. Las imágenes también son útiles para ilustrar sus metas de ahorro y cómo está creciendo su dinero. Todo esto son herramientas y consejos útiles para saber cómo enseñar a los niños a ahorrar.

Predica con el ejemplo

Los niños aprenden con el ejemplo, por lo que la mejor manera de cómo enseñar a los niños a ahorrar dinero es ahorrar dinero tú mismo. Ten tu propio frasco de dinero en el que pones fondos regularmente. Cuando salga de compras, muestra a los niños a cómo discernir entre diferentes precios. Explica por qué comprar un artículo tiene más sentido que otro.

Reitera el mensaje de que cada vez que recibas un pago, guarda una parte de tu paga para prepararte para el futuro.

Enseña a los niños sobre por qué y cómo estás ahorrando para su educación. Si aún no tiene una cuenta de ahorros para la universidad, tómate un momento para comprender la importancia de cómo enseñar a los niños a ahorrar.

Niño aprendiendo

Conversa con ellos

Una de las cosas más importantes que puedes hacer es iniciar una conversación sobre el dinero y la importancia de ahorrar. El dinero no tiene que ser atemorizante o tabú. Utiliza las discusiones financieras como momentos de enseñanza. Una pregunta inocente como “¿Somos ricos?” Se puede responder de una manera que enfatice los valores familiares, como el trabajo duro y el gasto responsable.

Hazles saber a los niños que pueden tener un subsidio, pero depende de ellos ahorrar para lo que realmente quieren. Además, platica con ellos de cuánto puede crecer su dinero con el tiempo si ahorran.

También discute la diferencia entre necesidades y deseos. Dile a los niños que siempre está dispuesto a hablar sobre dinero y nuevas formas de ahorrar. Pregúntales qué quieren ahorrar. Pregúntales cómo quieren que sea su futuro.

Hacer buenas preguntas puede hacer que piensen a largo plazo y tengan una relación positiva con el dinero. Hacerles saber que siempre estás abierto a tener una conversación sobre el dinero puede animarles a hacer preguntas propias para seguir aprendiendo.

La cuestión de cómo enseñar a los niños a ahorrar dinero puede parecer una tarea difícil. Incluso se ha dicho que es más probable que los padres hablen con sus hijos sobre el sexo que sobre el dinero. Pero al usar estos consejos, puedes hacer que la comprensión del niño sobre el dinero sea divertida y accesible. Es una inversión en conocimiento que realmente paga el mejor interés.

Con información de Windgate

Alejandro Arellano

Comunicólogo, escritor, creativo, redactor, fotógrafo y periodista con buen sentido del humor.